Páginas vistas en total

viernes, 25 de marzo de 2011

Súplica…
Reflejándome en tus ojos te suplico,
que liberes mi corazón cautivo,
que llenes mi vida nuevamente
de arrullos de paloma y mirar encendido.
Desata esta hiedra que me cubre,
convierte mis recuerdos en olvido,
me entrego a tu vida sin condiciones,
inúndame de amor sólo te pido.
No demando de ti más que caricias,
desata mi pelo, usurpa mi nido.
Te permito me recorras con tus manos
sin dejar  rincones prohibidos,
quiero volver  a amar locamente,
a perder la cordura y el sentido,
entregarme a la pasión sin pudores,
empaparme de tu aroma, caer al vacío,
sentir de nuevo el deseo en mi piel
y anhelar en  mi vientre tu rocío.
¡Libera mi corazón yo te lo pido!
¡Del amor con amor se  logra el olvido!
Endulza mis hieles, sosiega mi espíritu
y a cambio te daré, las mieles y el delirio,
incondicional ternura, placeres escondidos,
murmuraré en tu oído mis versos clandestinos,
complicidad de amante, todo te lo permito
mi cuerpo será tu regazo en las noches de frío
con pétalos de luz te indicaré el camino
para hacer que llegue, tu corazón al mío.

2 comentarios:

  1. Cuanto sentimiento en una poesía. Gracias por compartirla conmigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio,al contrario, gracias a ti por las tuyas!!!

      Eliminar