Páginas vistas en total

jueves, 7 de abril de 2011

La Envidia y el Amor

Se ha herido a la Rosa, ha sido la Espina,
de sus bellos pétalos carmesí sangre brota,
le han herido de muerte ,se le va la vida,
la Envidia está feliz de ver la Rosa rota,
Amor mira con tristeza la  profunda y cruel herida,
trata de curar su predilecta Rosa roja,
le da aliento de amantes y tiernas caricias,
versos enamorados, le canta celestiales notas,
pero nada detiene su cruel agonía.
¡Espina y Envidia están gozosas!
De ver  al Amor con la esperanza perdida,
un pacto siniestro de dos sierpes celosas,
hacer sufrir al Amor, quiere  la Envidia,
y la espina deseaba de la Rosa las lisonjas.
¡No toleraban al Amor porque a ella la prefería!
Envidia en su gris sayal con su mirada torva,
observaba despechada al Amor noche y día,
oscura su mirada, agazapada en las rocas,
gemía de desprecio y su odio crecía.
La Espina ignorada, porque nadie la toca,
renegaba de su suerte en silencio, enfurecida,
escuchando los elogios para otra.
Los dioses son injustos, ambas decían,
El Amor debiera ser igual con todas,
requiebros con la Envidia y caricias a la espina,
comentan entre ellas, indolentes, perniciosas.
Amor entre sollozos a Venus solicita,
piedad para su Rosa, castigo a las impías,
la Muerte también triste anuncia su visita,
rodean  a la Rosa las aves enternecidas,
Venus se compadece, por su hijo dolida,
detiene a la Muerte, enceguece a la Envidia,
rubor da a la Rosa, condena a la Espina,
la Muerte cuelga aliviada ,su toga maldita,
Si triste el Amor está, las almas vagan  perdidas,
si la Envidia ciega, sus celos sin víctimas.
Condena de la Espina, que estará siempre unida,
a la belleza de la Rosa, por la que tanto suspira,
ahora siempre estará ,en símbolo de dolor convertida.
¡Amor vuela contento con sus flechas embebidas,
en la sangre perfumada de su flor más querida!
¡El veneno más dulce para enamorar las almas,
encender las pasiones , recuperar la alegría!

Andrea  Sierpe

No hay comentarios:

Publicar un comentario