Páginas vistas en total

viernes, 29 de abril de 2011

No puedo sin ti…

¡Qué le has hecho a mi vida
amor de caricia ausente!
Que no puedo ya vivir,
si no estás en verso presente,
se angustia mi corazón,
se nubla perdida mi mente.
¡No quiero a nadie más!
¡Me asusta, mi vida, perderte!
Qué pócima de amor,
he bebido para sentirme,
vacía si no estás tú,
sola entre tanta gente.
¿Quién ha preparado para mí
mezcla de jazmín y sierpe?
¿Rosa roja y dulce miel?
¡Misteriosos  ingredientes!
¿En qué sueño los bebí?
¿Qué me impiden olvidarte?
¿Qué duende travieso me lo dio,
qué quiso a tu vida atarme?
Sospecho que vino escondido,
del norte en furtiva nave,
cruzó mares tempestuosos,
hasta por fin encontrarme,
vio en mis ojos melancolía
y en mi pasado perdido amante.
en su conjuro, la luz de tus ojos,
tus versos y tus labios suaves,
para intentar volver a unir,
lo que no debió separarse.
Tragedia de amor de otro tiempo,
del que no quiero acordarme.
Ahora no puedo estar sin ti,
con tu amada figura distante.
me torturan tus silencios,
cuando no puedes hablarme.
Ellos  han llenado mi alma,
con la ponzoña más dulce,
aquella que colma de amor,
mi corazón  antes triste.
Ahora de noche, alegres risas,
y música, invaden mis jardines,
mi enamorado desvelo causa,
fiesta de duendes del norte.
cantos en extraña lengua,
y prodigio de raras flores,
crecen en otoño maravillas,
llenan mi prado de colores.
¡Otoño no es tiempo de ellas
por esta tierra no se conocen!
Las miro cada mañana,
y digo en silencio tu nombre,
lazos de amor me unen a ti,
lazos que ya no se rompen,
si alguna vez se quebraron,
ahora ellos los recomponen.
¡Creo no se irán de aquí,
hasta que conmigo retornen!
¡Con mis ojos enamorados,
y en mis manos la eguzkilore!
                          Maite zaitut

Andrea  Sierpe

No hay comentarios:

Publicar un comentario