Páginas vistas en total

sábado, 14 de mayo de 2011

Dos  Copihues…

Fría mañana de otoño, sur inclemente,
mi tierra cubierta de espeso rocío y bruma,
verde prado pintado de verde muerte,
despojos de hojas, lágrimas amarillas,
cubren mis calles, como manto triste,
los árboles lucen sus ramas desnudas,
ausente de color que al corazón alegre.
En la tierra mis manos, los ojos me brillan,
de regalo me dieron la luz de los montes,
retoños de copihue que a ambos simbolizan,
tu tierra y la mía, nuestro amor distante,
hojas verdes como el país donde vives,
de blanca flor uno, pureza, esperanza,
de rojo pasión otro, encendidos corazones.
¡No los plante alejados!, me recomiendan,
¡Juntos crecen fuertes como las pasiones!
Sabiduría mapuche que sabe de plantas,
raza ancestral que conoce los bosques.
Horado profundo ,de litre la tierra,
como amantes tiernos ,junto sus  raíces,
crecerán buscándose sus  enredaderas,
como te busco a ti a lo lejos,cada noche,
como te necesitan mis ojos en la alborada.
Verde, blanco y rojo nuestros colores,
un verde que no marchita el frío de la montaña,
un blanco de esperanza que no se rinde,
un rojo apasionado, que a unirnos nos llama,
colores que surgen de entre tanta muerte,
que ni el viento, la nieve ni el frío apagan.
¡Emblemas del amor que mis manos te ofrecen
desde mi sur lejano, mis lágrimas araucanas!

Andrea  Sierpe

No hay comentarios:

Publicar un comentario