Páginas vistas en total

domingo, 8 de mayo de 2011

Lo que está escrito…


¿Por qué me causaste esta herida?
¡Hada oscura del desamor!
¿Te causaba tanta envidia,
ver en nuestros ojos la pasión?
El brillo de nuestras miradas,
tornaste en destellos de rencor,
el dulce verso que él me cantaba,
tu hechizo en veneno transformó,
tu negra y vacía mirada,
es reflejo de turbio corazón,
destrozas almas enamoradas,
envenenas el pozo con traición,
llenas de ponzoña las palabras,
que antes eran cantos de pasión.
¡Percibí a lo lejos tus negras alas!
¡Tu vil figura…, rondándonos!
Supliqué que te alejaras,
te ensañaste en tu misión,
desgarraste con furia la Rosa,
no tuviste con nosotros compasión.
Cupido miraba a la distancia,
desolado los despojos recogió,
en sus manos Rosa marchitada,
restos de un amor que floreció.
De ternura ahora, no queda nada,
las sonrisas, la alegría se perdió,
no rosas, sino espinas a la amada,
embrujo que todo trastocó.
Ahora pérfida, te sientas y nos miras,
riendo feliz ,ante nuestro dolor.
Pasan las noches y los días,
niebla, frío, desazón.
Cupido silencioso se aleja,
misterioso trabaja en un rincón,
en su regazo prepara dos flechas,
con doble pócima de amor,
ha puesto dos nombres en ellas,
el tuyo y el mío escribió.
¡Ningún maligno hechizo acaba,
lo que el destino en las vidas grabó!


Andrea Sierpe

No hay comentarios:

Publicar un comentario