Páginas vistas en total

viernes, 13 de mayo de 2011

Siembra  amarga

Por fríos caminos de piedra silenciosa,
desde el alba luminosa  hasta que el sol se pone,
deambulan parásitos henchidos de ponzoña,
que se creen figuras, que desvelas y son nadie,
salpicando las hieles de sus vidas rotas,
carcomiendo conciencias, salpicando las calles,
rastreros sin alma, no toleran sus derrotas,
mascullan  frustraciones,  sus perfidias  no decaen,
manipulan conciencias débiles, calumnian,
no tienen piedad , sus maldades los mantienen,
seres sin  humanidad, viven de la carroña,
de crédulos se alimentan y vomitan sus heces,
de Némesis son  burdas y falsas copias,
Justicia  se cobrará en sus vidas con creces,
sus negros corazones inclinarán la balanza,
hacia el terrible castigo que merecen.
La Palabra dice: “Cosecharás lo que siembras”
Y no mieses serán lo que en sus campos sieguen:
injustos maltratos , quebradas vidas,
heridas a los justos, a los honestos y débiles.
Llenarán su hacienda con sacos de injusticia,
y se alimentarán siempre de amargos dones,
masticando sus venenos, con sus bocas negras,
negras sus almas, negros sus corazones,
negras sus miradas, plenas  de vil insolencia,
no verán  jamás en su heredad los colores,
ni la luz del sol se asomará en sus mañanas,
su mundo será una eterna, fría y cruel noche,
donde pululan acosándolos, viles alimañas,
seres como ellos que otras vidas destruyen,
que viven para sembrar el odio y la desgracia.
¡Justicia a los heridos su honor restituye!
¡Compasión,  sólo a los viles  da la espalda!
¡Recuerden siempre que de lo que siembren
será el grano  del que harán su hogaza!

Andrea  Sierpe

No hay comentarios:

Publicar un comentario