Páginas vistas en total

miércoles, 1 de junio de 2011

Ayülemen  araucana



Viento sureño de gélida escarcha,

derriba las hojas, enfría las aguas,

remolinos de dudas te quitan la calma,

pasión, que brota de ti desbocada,

su hálito de hielo no puede enfriarla,

en Caburga,  ojos azules, carillancas,

esperan por ti, sus aguas te llaman,

tú perteneces aquí, el lago te reclama,

perfuma de canelo tu piel en las mañanas,

quillay para tu pelo, chaguay de plata,

enjoya tu pecho, trapelacucha y manta,

baña desnudo tu cuerpo  bajo la fértil  luna,

rito ancestral que Ngenechen demanda,

viste tu nitrowe, rayos de  Antu te bañan,

recoge del bosque, las hierbas que te sanan,

al pie de la cascada, notro para el alma,

no temas, Wangülen te acompaña,

Minche Mapu de tu querer lo aparta,

ruega a Pwel Mapu, mirando a la montaña,

que venga de pikun mapu, si de verdad te ama,

calla  y espera altiva, resiste noches y alboradas,

nubarrones en tu ankahuenu, como cóndores pasan,

volverá  el kallfü a renovar tu esperanza,

lava en el  Calafquén tus orgullosas lágrimas,

Arauco no llora, del volcán se levanta,

no teje pañuelos, afila sus lanzas,

Antu Kuche consuela, txemon te manda,

que kellü no avance, el amor mata,

entreteje con perfumada rayen tus trenzas,

el kütral en tu pecho, kuru no apaga,

espera a tu ayün con la frente levantada,

los ojos llameantes, la sonrisa amplia,

el hechizo del amor, hasta el puma amansa,

no distingue clase, costumbre, ni raza,

doblega las almas, somete y atrapa.

¡Entrega tu piuke al pie de la cascada!

¡De tu kadi herido , ayülemen  araucana!



Andrea  Sierpe




No hay comentarios:

Publicar un comentario