Páginas vistas en total

sábado, 25 de junio de 2011

El  fin  de  mis  versos…

Abrir las manos…soltar amarras,
se cumple el mal deseo  en silencio,
cerrar los ojos, no decir palabra,
sentir que de nada se es dueño.

Se han roto las esperanzas,
de tanto amar, se han muerto,
disimular en mis ojos, las lágrimas,
ahogar  del alma ,desgarrado lamento.

Ilusiones rotas, al final…nada,
en mi mano triste, un puñado de versos,
cierro en mi corazón, puertas y ventanas,
y guardo la llave de mi jardín secreto.

No quiero ver ni el sol de la mañana,
oscuridad ,sólo quiero tu beso,
mi niebla, en mi huerto, se guarda,
junto a mi rosa desconsolada.

No seguirá mi alma  tus pasos,
de tanto vagar está cansada,
de  no poder gritar al viento,
lo mucho que te amaba.

Conserva tu gente, tu mundo,
me queda claro que de él me apartas,
no tengo voz ni derecho,
mis palabras heridas rechazas.

Doy sin rencor ,un paso al costado,
vive como mejor te plazca,
para expresar lo que siento,
no soy nadie, no soy nada.

Soy  lejano y mortecino  lamento,
que te molesta, te entrampa,
escribe de libertad tus versos,
los míos ahora se callan.

¡Doloroso verano, cruel invierno!
Que no me doblegan ni me matan,
mi alma puede más, se ha vuelto de hierro,
no más pluma, más espada.

Sacaré  mi vida de este encierro,
paso calmo, atenta la mirada,
no más confianza y ojos ciegos,
 todo dolor deja  enseñanza.

Aprender, de muchas cosas, debo,
tengo edad, mas no la experiencia,
se torna la oveja en  lobo hambriento,
no quiero del amor las migajas.

Merezco ser amada por completo,
quien ama a otro de verdad,
acepta sus  virtudes y defectos,
 entre mimos suaviza tempestad.

Disfrutaré de mi soledad,
de mi mundo y de mi tiempo,
algún día llegará,
el verdadero amor que espero.

Andrea  Sierpe

No hay comentarios:

Publicar un comentario