Páginas vistas en total

jueves, 9 de junio de 2011

  Erato  y  Sierpe

¡Erato vete  y llévate tus  versos!
¡No me los murmures al oído con perfidia!
Calla, no envenenes mi dulce  pozo,
no quiero desamor en mi poesía.
Calla, no ves que tu inspiración no quiero,
no quiero tu copa ahora envilecida,
deja que me atrape sosegado sueño,
no siembres la discordia en mi vida.
No voy a quebrarme de nuevo,
no voy a abrir mis heridas,
no quiero seguir escribiendo,
lo que venenosa me dictas,
que se lleven tu dolor los vientos,
yo quiero de ternura mis cobijas,
no destruyas mi jardín secreto,
 Sierpe está ahí ,entre las hojas, dormida,
está enamorada, pero tiene orgullo,
 tú la despiertas y soberbia  la provocas,
no quiere más  heridas, quiere sólo arrullo,
no le llenes de espinas la única rosa que abriga,
no intentes quitársela,  te hará daño,
Erato ¡Témele a su ira y su certera ponzoña!
No le regales tus verbos amargos,
si quitas el amor de mi pluma,
se levantará con rencor de su nido,
te encontrará donde quiera te escondas,
y morderá furiosa tu frágil tobillo,
es sigilosa, no la sentirás llegar,
tornará  tu alma en un pozo vacío,
toda tibia luz se irá de tu mirada,
y su miel amarga inundará  tus labios,
no podrás ver del mundo más que tristeza,
y hasta en sueños  verás la ira de sus ojos.
Erato, sé prudente, no la enfurezcas,
es mi Sierpe, pero no la controlo,
si no tienes amor para entregar,
mejor calla, vete , anda con otro.
¡A  ése la cosecha amarga de tu lagar,
a ése cuya copa vacía se ha roto!
Déjame y  deja a mi Sierpe en paz.
¡Respeta mi jardín secreto; rosa, ternura y otoño!
¡Déjame mi esperanza ,mi vino nuevo, mi amor y mi soledad!

Andrea  Sierpe

No hay comentarios:

Publicar un comentario