Páginas vistas en total

jueves, 23 de junio de 2011

Toma  mi  mano  amor…

Toma la  mano que desnuda te ofrezco,
camina a mi lado por esta senda,
cierra confiado tus ojos luminosos,
sígueme los pasos, no temas.
Escucha el trinar de los pájaros,
y el rumor de cascadas eternas,
siente el rocío acariciar  tu rostro,
y el aroma del canelo y la tierra,
adivina el color del notro,
y del ulmo en flor, la belleza,
escucharás el canto antiguo,
de la raza del sur heredera,
tu alma puede entenderlo,
habla  de ancestrales guerras,
de pueblo fuerte y orgulloso,
que no conoce de  fronteras.
Raudo y atento vuela el cóndor,
entre nevadas cordilleras,
si estás al silencio atento,
oirás al puma marcar su huella,
entre el repicar del carpintero.
horadando paciente la madera.
No hay guijarros en el camino,
 sólo alfombra de hojas tiernas,
no hay alimañas ni  venenos,
mi tierra te abraza, no te lastima,
te acaricia con verdes  labios,
confía en mis manos, mi vida,
mi tierra es pura, libre para amarnos,
estamos donde nadie nos mira,
sólo volcán y lago por testigos,
de lecho tenemos fresca hierba,
y  de cortinajes, copihues rojos
que de raulíes se descuelgan,
es quillay salvaje mi corazón,
que amarte quiere en mi selva.
¡Abre ahora  tus ojos mi amor!
¡Y abrázame con fuerza!
Bésame  bajo celeste  cielo,
hasta que  nos cubran las estrellas,
 cómplice y tierno es el  silencio,
del bosque, que de noche se sosiega,
destellos  de luna en nuestro refugio,
con dulce amasijo de luciérnagas,
encendido  amor consumado ,
bordado tu nombre en mi niebla.
¡El sol nos alcanza en amante  sueño!      
¡Mi  jardín secreto te ha abierto sus puertas!

Andrea  Sierpe

No hay comentarios:

Publicar un comentario