Páginas vistas en total

lunes, 1 de agosto de 2011

Despertar  de  nuevo…

Como una hoja llevada por el viento…libre,
sin saber que suelo será su final destino,
ojos cerrados, mis pisadas firmes,         
feliz  paloma suelta de su encierro.

En la baraja, la buena y la mala suerte,
no asustan mi viaje, son cercanos amigos,
van contigo desde que sales del vientre,
te puede tocar dulce o agrio tu vino.

Sin el paso atado, ser del día y la noche,
sol y atardecer, luna y sol encendido,
recorrer, solitaria, abiertas las calles,
con sólo mortecino  farol  por testigo.

Al compás de guitarras…, amanecer,
en noches de poesía, tango y licor fino,
con amigos y nostalgias; llorar y beber,
despertar en rincón de incierto prestigio.

Libertad, ¡qué bello es tu nombre!,
me sabe a frutas que no he mordido,
sabor salino de desconocidos mares,
donde naufragas en puertos escondidos.

Desabrochar los botones de mi escote,
quitar los lazos que atan mis cabellos,
llenar de fragancias nuevas mis pulmones,
impregnando dulzor a mi aliento y mis labios

No tendré por límite el horizonte,
siempre hay algo más allá del cielo,
estrellas que te guiñan en el bosque,
lluvias que renuevan aromas viejos.

En mi jardín abiertas todas las flores.
¡Murió la paloma, despertó el halcón!
El gris otoño da paso a los colores.
¡Libre mi alma desatada, libre mi corazón!

Andrea  Sierpe

No hay comentarios:

Publicar un comentario