Páginas vistas en total

domingo, 7 de agosto de 2011

No  quiero  primavera

Retoñan mis jardines en primavera,
colibríes danzan enamorados,
magnolias de ácido dulzor se muestran,
húmedo  manto de rocío besa mis pasos.

Las criaturas buscan afanosas pareja,
cortejo de amor en los campos,
la ciudad de grises nubes se despeja,
mil aves las inundan de cantos.

Se alejan tímidas, la lluvia y la niebla,
el sol entibia los abrazos con encanto,
carmín en los labios, furtivas miradas,
perfume a romance en el ocaso.

Todo para mí, música ajena,
soy muda guitarra, cuerpo desterrado,
no me seducen las frutas maduras,
aunque estén al alcance de mi mano.

Mi mirada quebrada, rosa ciega,
mariposa que quiere volverse capullo,
envolver mi cuerpo roto en blanca seda,
y no querer volar libre de su refugio.

Volver hacia adentro nublada la vista,
nido de los recuerdos que añoro,
no querer ver lo que me rodea,
alma triste vendada en otoño.

Afuera todo se cubre de vida,
adentro hiberno, cerrados mis ojos;
afuera el hielo se torna en agua,
adentro, en mi pecho, lo atesoro.

Andrea   Sierpe

2 comentarios:

  1. Triste, original, muy hermosa poesía de la desolación. Mi humilde felicitación.
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  2. Gracias José Antonio, un abrazo desde el sur

    ResponderEliminar