Páginas vistas en total

lunes, 28 de marzo de 2011

Después de la lluvia…

Me embruja estar a solas contigo
después de la furiosa tormenta,
seguirte en  húmeda senda
hacia un bosque perdido,
amarte en la humedad
entre las ramas y el rocío,
mirar tus ojos, sentir tu piel
tu aroma y tu calor junto al mío,
el sordo rumor de las hojas
y de las aves, alborotado el trino,
el viento entre los árboles,
el aire dulce y limpio,
sentir tu aliento tibio,
en mi cuerpo humedecido.
Sólo verde  silencio
amor y escalofrío,
no separar nuestros labios
hambrientos y enardecidos,
encendidos nuestros cuerpos
en el bosque entumecido,
con la libertad de no acallar
el gozo, los susurros y el gemido,
hierba y lluvia tenemos por lecho
y la silente  luna por  testigo.
¡Dos amantes cual la hiedra
entrelazados e infinitos!

Andrea  Sierpe

No hay comentarios:

Publicar un comentario