Páginas vistas en total

viernes, 8 de abril de 2011

La pluma y el alma

Menos que una pluma, he leído,
debe pesar nuestra alma,
cruel ironía de los dioses
que a enriquecerla nos llaman,
pesaría menos que un suspiro
si de rosas la vida se sembrara,
pero está cubierta de espinas,
rencores ,engaños y cizaña,
tenemos que protegerla,
detrás de dura coraza,
y la coraza pesa,
más que la pluma indicada,
fortalecerla ,además,
de las envidias y amenazas,
que prometen tornar oscura,
la vida más santificada,
y eso la hace también menos leve,
que la pluma solicitada.
Cargamos en ella las penas,
los amores perdidos, la fe olvidada,
los tropiezos, los errores,
la pasión y las nostalgias,
dioses , piden demasiado,
todo el peso de la vida lleva el alma,
no exijan que pese un aliento,
si la vida nos entrega  dura carga,
cambiad la pluma por las cadenas,
que en el camino el hombre arrastra,
eso hará en el cielo justicia,
con el que ha sufrido vida amarga,
mientras más penurias en su camino,
más peso él llevará en el alma,
se merece por piedad el Paraíso,
más que aquél de vida aliviada.
¡Cambiad la pluma por las cadenas
y haced más justa vuestra  balanza!

Andrea  Sierpe

No hay comentarios:

Publicar un comentario