Páginas vistas en total

martes, 4 de septiembre de 2012


Para  ser perfecta

 

 

Me he desprendido de mí…

ya no me necesito…

 

Sobre la mesa de la cocina,

mudos y secos,

están mis labios,

aquellos antes, pródigos en besos.

Besos que ahora

no sirven para nada,

más que para herir mi memoria.

 

En un rincón de mi cuarto

he dejado olvidado,

como artículo inservible,

el deseo.

Porque para ti

desear y amar

no son lo mismo,

te lo dice,

tu engreído raciocinio

de hombre que lo cree saber todo.

 

En una silla de la sala,

inertes, pálidas y frías,

inútiles para la caricia

mis manos.

 

En un oscuro armario,

en la última de sus gavetas,

entre  viejos papeles,

toda mi piel,

que ya no quiere sentir,

el calor de la tuya.

 

Mis ojos, antes enamorados,

los tiré sobre la almohada,

ojos cansados ya,

de tanto llorar tu abandono.

 

Y mi corazón,

antes pleno de amor por ti,

lo he depositado,

(lo que quedaba de él),

en una vieja caja,

en un cuarto húmedo

que nadie habita,

bajo flores secas… oculto

donde jamás…jamás

nadie pueda encontrarlo.

 

Me he desprendido de mí…

Ahora soy lo que querías,

una hembra “correctamente anulada”

la mujer perfecta para ti…

la única capaz de hacerte feliz…

 

 

Andrea  Sierpe

No hay comentarios:

Publicar un comentario